Jalife el Inimputable

La demencia senil o la obsesiva compulsión de Alfredo Jalife- Rahme Barrios por utilizar conexiones con su mal ganada fama como analista de geopolítica, podrían hacer que un abogado adujera que el señor es inimputable.

Pero si ese fuera el caso que al menos quede la denuncia pública como elemento de información.

El pasado 19 de julio de 2016, en la columna Murmullos de El Sol de México se publicó:

Ivonne Galván Duque Bellato presentó el 14 de agosto de 2015, denuncia por hechos posiblemente constitutivos del delito de violencia familiar ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, que posteriormente fue radicado ante la Fiscalía de Procesos de Juzgados Familiares con la Carpeta de Investigación; CI-FJF/75BIS/UI2S/D/0013/01-2016, en contra de su esposo Alfredo Jalife-Rahme Barrios, esto derivado de conductas que fueron incrementándose de manera gradual, hasta llegar a provocar daño psicológico hacia su esposa.
La víctima recibió amenazas en contra de su integridad física, humillaciones, insultos, limitaciones y amenazas económicas. Estas manifestaciones de violencia fueron incluso corroboradas por un dictamen pericial en materia psicológica, por peritos de la Procuraduría, en donde se confirmaba el daño provocado por el señor Jalife-Rahme Barrios y ahora el denunciado exige “manutención”, porque se trata de un hombre de la “tercera edad”.
Alfredo Jalife contrató los servicios de una abogada mexicana para representarlo en esta demanda, pero como las cosas no le funcionaron a su antojo, inició una campaña para denostarla académicamente y le mandó amenazas como la que aparecen aquí.
Y nótese la perversión, la referida Ivonne fue requerida por Jalife para representarlo debido a su especialización en derechos humanos, pero al aceptar ella su caso, el columnista la acusa de que no se está dedicando de tiempo completo a estudiar, por lo tanto debería perder su beca del Conacyt, por litigar sin pago de Rahme Barrios.
Desde Michael Moore, el documentalista estadunidense, ha quedado descartado el refrán de que "perro no come perro" y diversos columnistas se han referido a las campañas de odio emprendidas por el referido columnista:
 


 
http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/un-nazi-de-mexico.html

Aunque Jalife-Rahme Barrios tiene su propiedad más valiosa en el Pedregal de San Ángel a nombre de una inmobiliaria, lo cierto es que cuenta con recursos suficientes para pagar las indemnizaciones correspondientes por daño moral, pensión de divorcio y otras que ha ido sembrando en el camino.
 
Esperemos que la justicia se haga realidad.

Comentarios

Entradas populares